Better Call Saul (Crítica 1x01): Mi nombre es James McGill | Oye Juanjo!


Better Call Saul (Crítica 1x01): Mi nombre es James McGill


Después de una larga espera, finalmente podemos disfrutar del episodio estreno de Better Call Saul. Esta vez, la historia principal se centra en los orígenes del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk).






Después de una larga espera, finalmente podemos disfrutar del episodio estreno de Better Call Saul, el spin-off de la mítica serie Breaking Bad producida por Netflix. Esta vez, la historia principal se centra en los orígenes del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk).


La trama del primer capítulo Uno nos centra en el año 2002, cuando Saul todavía era conocido como James McGill. Son estos los orígenes del inescrupuloso abogado de Walter White, quien comienza  curtir la personalidad que vimos en la serie, aunque todavía es un hombre inseguro y en apuros.


La primera impresión que nos deja el episodio debut de la serie es bastante positiva. El enorme potencial de Saul está lleno de sorpresas para alegría de los fans, una razón más que suficiente para animarnos en esta primera temporada. Eso sin mencionar que tenemos muchas caras conocidas.

Evidentemente no es tan apabullante como Breaking Bad (las comparaciones nunca van a cesar, así que es mejor que vayas acostumbrándote), pero el universo de la serie nos genera una sensación de familiaridad.

El sueño de James McGill



Algo que me agradó bastante de este primer capítulo es el contexto de la trama. Better Call Saul nos presenta a un ambiciosa James intentando montar su propio bufete de abogados, sin embargo, todavía no sabe cómo canalizar su talento hacia el Saul que conocimos seis años más tarde.

¿Cómo construir un imperio desde la miseria? ¿Cómo convertirse en el asesor legal más ridículo de la televisión? ¿Cómo llegó a ser el representante del narcotraficante más buscado del sur? Esto es lo que vamos a ir descubriendo en cada nuevo episodio.

A primera vista puede que la historia nos resuelte irrelevante, pero basta con echar un vistazo a las escenas muy cuidadas para recordar el éxito detrás de Breaking Bad. Y es precisamente en los detalles donde está la mina de oro que pretende ser este spin-off.

Better Call Saul no defrauda



Tras la primera mitad del episodio Uno, la serie nos presenta a dos nuevos personajes, dos hermanos que marcarán el camino hacia la siguiente tanda de capítulos. Es aquí donde comienza la intriga.

Por otro lado, me sorprendió bastante el toque de suspense y drama aplicado en el debut de Better Call Saul. Cualquiera hubiera imaginado una serie con una dosis mayor de comedia, lo que resulta una buena elección por parte de los guionistas.

En resumen, Vince Gilligan y Peter Gould traen entre manos un producto de gran calidad que dejará satisfecho a los más fieles seguidores de Breaking Bad y encantará a los usuarios de Netflix.

Better Call Saul estrenará el segundo episodio este martes 10 de febrero a través de Netflix.

¿Ansioso por el segundo episodio? ¡Tranquilo! Esto apenas comienza...


¿Te gustó lo que viste? Síguenos en Facebook para recibir más novedades o comparte este post:





Top Ad 728x90