Cómo afecta la tecnología en el sueño de muchos adolescentes | Oye Juanjo!


Cómo afecta la tecnología en el sueño de muchos adolescentes


¿Pasas más de cuatro horas al día navegando por Internet? Entonces es altamente probable que tengas dificultades para conciliar el sueño. Un estudio ha demostrado que los adolescentes adictos a la tecnología son más propensos a dormir menos de cinco horas por la noche.






¿Pasas más de cuatro horas al día navegando por Internet? Entonces es altamente probable que tengas dificultades para conciliar el sueño. Un estudio ha demostrado que los adolescentes adictos a la tecnología son más propensos a dormir menos de cinco horas por la noche.

Cada vez son más los adolescentes que pasan buena parte del día navegando por la red. Las plataformas sociales, las aplicaciones de mensajería instantánea, y los videos virales se han convertido en una fuente inagotable de entretenimiento que puede ocasionar serios problemas en nuestra calidad de sueño.



Un equipo médico de investigación involucró a 10.000 adolescentes de Noruega entre 16 a 19 años para determinar la relación y efecto que hay entre el uso de dispositivos móviles, tabletas y computadoras, y la dificultad para conciliar el sueño. El resultado fue sorprendente:

Mientras más tiempo se dedica a navegar en la red, menos duermen, especialmente si el gadget se utiliza poco antes de acostarse.

Los jóvenes evaluados fueron interrogados acerca de sus patrones de sueño, el tiempo que pasaron navegando desde la pantalla de sus móviles fuera del horario escolar, y el tipo de aparato que utilizaron. Estas fueron las conclusiones que se obtuvieron:

1. Dormir menos de cinco horas

Los encuestados señalaron que necesitaban entre ocho a nueve horas en promedio para sentirse descansados. Quienes pasaron más de cuatro horas por día eran tres veces más propensos a dormir menos de cinco horas por la noche.

2. Dificultades para conciliar el sueño

Se estimó que un 49% requiere más de 60 minutos para conciliar el sueño, mientras que los adultos lo hacen en menos de 30 minutos.

El estudio también confirmó que navegar desde un dispositivo electrónico minutos previos a dormir afecta en el inicio y la duración del sueño.

3. Tiempo perdido

En concreto, los adolescentes que utilizan un ordenador o teléfono inteligente en la última hora antes de acostarse fueron 52% y 48% más propensos a conciliar el sueño en la primera hora, respectivamente. Un 53% y 35% pierde dos o más horas para dormir.

Los riesgos son menores cuando se utilizan reproductores MP3, consolas de videojuegos, o televisores antes de acostarse.

4. Problemas de salud

Por otro lado, la luz brillante de los dispositivos interfiere con el ritmo circadiano, es decir, las variables biológicas de nuestro cuerpo que le dicen a nuestro cerebro cuándo debemos dormir y cuándo debemos despertar. También se registraron casos con dolores musculares, tensión o dolores de cabeza.

5. La solución

A luz de los resultados, los especialistas recomiendan un uso saludable y responsable de los medios administradas conjuntamente entre padres y adolescentes.

En el año 2004, la Academia Americana de Pediatría aconsejó no tener un televisor en el dormitorio, sin embargo, con el apogeo de los dispositivos móviles, es necesario restringir el uso de estos equipos durante la noche.



¿Te gustó lo que viste? Síguenos en Facebook para recibir más novedades o comparte este post:





Top Ad 728x90