Cinco cosas que haces en Internet y son ilegales | Oye Juanjo!


Cinco cosas que haces en Internet y son ilegales


Por si no lo sabías, hay una serie de actividades ilegales en Internet que sueles realizar con normalidad ignorando por completo las numerosas infracciones que cometes.






Por si no lo sabías, hay una serie de actividades ilegales en Internet que sueles realizar con normalidad ignorando por completo las numerosas infracciones que cometes.

Internet, aquel universo aparentemente carente de barreras y libre de censura, comienza ahora a ser un sujeto sometido a las reglas del Derecho Penal. Esta premisa no busca alarmar a nadie, sino tan sólo nos conduce a replantearnos el modo en el que hacemos uso de la gran red de redes.

Si bien los hechos de piratería han sido catalogados como delitos desde hace mucho tiempo, la frontera que separa lo legal de lo ilegal en el mundo virtual todavía aparece muy difusa. Por tal motivo, no resulta extraño que las instituciones encargadas de velar por la seguridad de los ciudadanos se encuentren faltas de respuesta frente a las infracciones informáticas.


Sin ir demasiado lejos, es factible que tú -como usuario estándar de internet- estés cometiendo alguna transgresión a la norma sin tener el más mínimo conocimiento sobre ello. Por esta razón, nos vemos en la obligación de realizar un listado que te resultará por lo menos interesante.


Cinco cosas que haces en Internet con normalidad pero son ilegales


#1. Crear un perfil falso en una red social



La norma aquí es clara: está prohibido crear un perfil falso que lleve el nombre o la fotografía de la persona –famosa o no- a la que se esté duplicando. De lo contrario, se está cometiendo un delito contra el honor.

En caso de que esto sucediese, el procedimiento es simple: la persona afectada debe ponerse en contacto con los administradores de Facebook o Twitter y solicitar el cierre de la cuenta falsa.
Asimismo, la víctima cuenta con la posibilidad de llevar el conflicto a la Corte, amparada en la violación del derecho al honor y a la intimidad personal; por lo que este delito puede suponer una pena de entre seis meses y tres años de prisión.

Así que la próxima vez que abrigues la intención de crear un fake de algún personaje conocido, deberás pensarlo dos veces.

#2. Insultar o calumniar a una persona



Aunque pueda sonar inocente, los usuarios afectados por este comportamiento afirmarán lo contrario. Los insultos no sólo suponen una grave falta de respeto y un atentado contra el honor, sino que también conducen a una de las prácticas de acoso más nefastas de los últimos tiempos: el cyberbullying.

Debemos dejar en claro que el famoso acto de trollear a una persona, es decir, de arremeter contra ella con argumentos absurdos y repetidos hasta agotar su paciencia, no se corresponde con un acto ilegal. Lo que no está permitido es calumniar a un interlocutor a través de la agresión.

Así, un corrupto no puede ser acusado sin haberse antes corroborado su delito. Por lo tanto, deberás tener sumo cuidado con lo que dices en internet sobre las personas que componen el terreno político de tu país, pues pueden hacerte pagar por ello.

#3. Subir videos sin derechos a Youtube



Como muchos usuarios de este portal sabrán, YouTube es implacable frente a la violación de derechos de autor, por lo que más temprano que tarde acabará detectando los fraudes y eliminando el contenido.

Si subes un video con derechos de imagen por los cuales no has pagado, este sitio lo descalificará sin tomar en cuenta las aclaraciones que redactes en su descripción. Del mismo modo, el conocido truco de voltear las imágenes implica que YouTube no detecte el copyright pero no elimina el peso del delito.

Igualmente, grabar música de artistas que no lo hayan consentido o subir sus conciertos es ilegal para YouTube, quien luego debe hacerse cargo de una serie de denuncias por parte de compañías discográficas y managers molestos que, algunas veces, exigen la compensación de los afectados.

Debido a esta situación, la página ha reforzado su seguridad en materia de violación de derechos, por lo que el contenido ilegal puede ser detectado incluso antes de ser subido a la web.

En este aspecto, necesitarás ser más precavido y verificar que la música que subas se encuentre libre de derechos.

#4. Ocultar tu dirección IP



Existen muchos sitios que te permiten ocultar tu IP. Esto puede serte de gran ayuda si lo que deseas es navegar por páginas tales como Netflix o YouTube, que presentan cierta limitación geográfica.En muchos países, manipular el Protocolo de Internet no supone un delito penal, pero existen algunos lugares para los que esconder el sitio desde donde se accede a internet significa una falta grave, seguida muy de cerca por la policía y las productoras.

Asegúrate de averiguar si esta práctica implica una infracción en tu país. Sin dudas, se trata de cuatro cosas sobre las que debes poner reparo si no quieres vivir fuera de la Ley.

#5. Instalar aplicaciones para ver películas piratas



Es sabido que una gran mayoría de usuarios recurren a las aplicaciones móviles para ver películas y reproducir música de manera ilegal. Si bien no hay una entidad que regule las infracciones individuales que se cometen a diario (y generan millones de ingresos), cada vez son más duras las medidas contra los responsables detrás de cada herramienta.




¿Te gustó lo que viste? Síguenos en Facebook para recibir más novedades o comparte este post:





Top Ad 728x90