Cinco cosas que no sabías de Emilia Clarke (Game Of Thrones)


Te invitamos a explorar la vida de una de nuestras actrices favoritas en Game Of Thrones. Aquí te presentamos cinco datos curiosos sobre Emilia Clarke que posiblemente desconocías.





Te invitamos a explorar la vida de una de nuestras actrices favoritas en Game Of Thrones. Aquí te presentamos cinco datos curiosos sobre Emilia Clarke que posiblemente desconocías.

¿Fanático de Emilia Clarke? Seguramente hay mucho que no conozcas de la bella Daenerys Targaryen, pues hace apenas unos años que la actriz británica se ha vuelto universalmente famosa gracias a su papel en la serie Juego de Tronos.

Con sólo 28 años, esta joven inglesa –originariamente de pelo castaño- ha alcanzado una envidiable fama a partir de 2011 tras convertirse en la Madre de los Dragones. No obstante, el pasado actoral de Khaleesi se remonta a su temprana infancia.


Es por eso que preparamos una nota con los aspectos más interesantes y desconocidos del personaje de los cabellos dorados. ¡Comenzamos!


Cinco curiosidades sobre Emilia Clarke (Game Of Thrones)


#1. Vocación temprana



Al igual que su compañera de rodaje Sophie Turner, Emilia descubrió su pasión por la actuación a la temprana edad de tres años. La decisión fue producto de su asistencia a un espectáculo musical llamado Show Boat, el cual presenció junto a su madre. La historia se desarrollaba en medio de un barco que navegaba por las aguas del río Mississippi y su padre participaba en ella como ingeniero de sonido.

De no haber seguido las luces del espectáculo, Khaleesi aseguró que se habría volcado a la Arquitectura o al Diseño Gráfico.


#2. Buena cantante



La joven actriz también demostró tener talento vocal y ha llevado esta faceta lo más lejos posible. Es así que se la puede escuchar en la película Don Hemingway –la cual protagoniza junto a Jude Law- y en la obra de teatro Breakfast at Tiffany’s, en donde canta canciones de jazz y blues en la piel de la elegante Holly Golightly.

Además del canto, Clarke ejecuta con soltura el piano, la flauta y la guitarra, lo que la convierte en una artista completa.


#3. Sin temor a las audiciones



Emilia se dio por enterada de la audición para la serie de HBO cuando faltaban apenas 24 horas. Con mucho coraje, realizó un llamado telefónico a la agencia de catering en la que se desempeñaba como camarera y engañó a su supervisor diciendo que aquel día se ausentaría al trabajo por enfermedad.

Recientemente, ha revelado que el casting fue muy intenso y, aunque logró desenvolverse sin temores, las pruebas fueron más extrañas de lo que esperaba. (¡Tuvo que bailar el Chicken Dance!). Sin embargo, fue su desfachatez la que le valió el codiciado personaje protagónico.


#4. Rechazó actuar en 50 Sombras de Greay



Clarke se ha convertido en una actriz muy bien posicionada en Hollywood. Es a causa de esto que han comenzado a lloverle papeles y ofertas de todo tipo.

Uno de las propuestas que recibió el año pasado fue la de encarnar al personaje protagónico del bestseller 50 Sombras de Grey. Según los productores del polémico filme, ellos habían convocado a Emilia para encarnar a Anastacia Steele, la joven estudiante que vive una intensa aventura erótica junto a Christian Grey.

Sin embargo, la Khaleesi rechazó el papel alegando que incluía demasiadas escenas de desnudos con las que no se sentía a gusto, a causa de experiencias actorales pasadas. Por esta razón, los encargados del casting acabaron optando por la actriz Dakota Johnson.


#5. La nueva Sarah Connor



Este año veremos a Emilia Clarke bajo una apariencia totalmente nueva, ya que abandonará la fantasía para consolidarse como una actriz de acción. Terminator: Genisys la tendrá sudando adrenalina junto a Arnold Schwarzenegger en la pantalla grande, pues le dará vida al personaje de Sarah Connor, la hermosa camarera rubia perseguida por un asesino artificial.

No es la primera vez que un personaje de Game of Thrones forma parte de la saga robótica: Lena Headey, la bella y narcisista Cersei Lannister, ha interpretado el mismo papel en la serie televisiva Terminator: The Sarah Connor Chronicles.

Desde el 2007 hasta hoy, Emilia Clarke ha demostrado ser otra de las nuevas y multifacéticas actrices que pueden pasar del teatro al cine con extrema facilidad. Y aunque sus antecedentes ocupen poco espacio, su carrera actoral recién comienza.


¿Te gustó lo que viste? Síguenos en Facebook para recibir más novedades o comparte este post:





Top Ad 728x90