¿Cuánta información estamos entregando en una WiFi pública? | Oye Juanjo!


¿Cuánta información estamos entregando en una WiFi pública?


Por si no lo sabías, las redes inalámbricas gratuitas que encontramos en los espacios públicos pueden acceder a tus datos personales sin tu autorización.




¿Cuánta información estamos exponiendo por el simple hecho de conectarnos a una red WiFi pública? Por si no lo sabías, las redes inalámbricas gratuitas que encontramos en los espacios públicos pueden acceder a tus datos personales sin tu autorización.


Basta con estar unos minutos conectados al WiFi de un aeropuerto o una cafetería para que nuestros datos personales se intercambien fácilmente y de manera silenciosa con las redes públicas. Esto no debería ser ninguna novedad, pero mucha gente que navega desde sus dispositivos móviles no tiene la menor idea de toda la información que termina "cediendo" mientras se mueve por Internet.

Podría decirse que nada en este mundo es gratis. Si bien los servicios que ofrecen las redes sociales como Facebook, Google, Instagram, o Twitter son "gratuitos", tu intimidad y datos personales son el precio a cambio.


Los riesgos de conectarse a una red WiFi pública


Cuando un proveedor ofrece WiFi de manera gratuita, es altamente probable que se compartan datos privados con terceros que se conectan a la misma red. Este intercambio involuntario supone información personal como las credenciales de tus cuentas sociales.


Por supuesto, la mayoría de personas no está interesada en hackear a otros usuarios, pero siempre hay una minoría latente que se dedica a este tipo de actividades ilegales, razón suficiente para preocuparse.

Felizmente, hay muchas maneras de prevenir el robo de cuentas y disfrutar de una conexión WiFi pública sin poner en peligro nuestros datos personales. Veamos:


Consejos para usar una WiFi pública de manera responsable



1. Evita conectarte a las redes Smart WiFi


Este tipo de redes públicas suelen pedir al usuario el acceso desde una cuenta social como Facebook o Twitter. Al hacer esto corremos el riesgo de otorgar permisos y acceso a una amplia variedad de datos personales para instalar aplicaciones en el terminal o publicar enlaces en el perfil social sin tu permiso.

2, No revises tu estado de cuenta


El peor error que puedes cometer al conectarte a una WiFi pública es intentar revisar tus movimientos bancarios o estado de cuenta. Esto solo elevará las posibilidades de sufrir un ataque de hackers.

3. Evita iniciar sesión desde una WiFi pública


Algo parecido al consejo anterior: no intentes iniciar sesión en tu correo o cuentas sociales. Lo más recomendable es tener guardada la contraseña en tus aplicaciones, de manera tal que no te veas en la obligación de escribir tu clave de acceso manualmente.



4. Instala un antivirus


Hace buen tiempo que los antivirus para teléfonos inteligentes y tabletas están ganando terreno en el mercado. Busca un software de protección que no consuma muchos datos ni recursos del móvil (una buena alternativa es Kaspersky Lab).

5. Cuidado con lo que abras en tu teléfono


Si vas a usar el navegador móvil, evita ingresar a páginas web de dudosa procedencia, especialmente aquellas que tienen una extraña variación en la dirección URL.

Como ves, navegar por la red desde una WiFi pública es una actividad que requiere responsabilidad, precaución, y ojos bien abiertos.




author image

Juanjo Dioses

Social Media Freelance con cinco años de experiencia en comunicación digital. Periodista de profesión, bloggero de oficio, y estudiante de Psicología por las mañanas.


¿Te gustó lo que viste? Síguenos en Facebook para recibir más novedades o comparte este post:





Top Ad 728x90