¿Qué tan seguro es el modo incógnito del navegador?


¿Alguna vez has usado el modo incógnito para navegar por Internet? ¿Nunca te preguntaste si realmente es seguro? Pues te traigo malas noticias: tu actividad en la red todavía sigue expuesta.








¿Alguna vez has usado el modo incógnito para navegar por Internet? ¿Nunca te preguntaste si realmente es seguro? Pues te traigo malas noticias: tu actividad en la red todavía sigue expuesta.

VER: 10 herramientas útiles de Google que te pueden salvar la vida

Todos hemos escuchado sobre el modo privado o incógnito que nos ofrece la mayoría de navegadores como Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari, Opera, entre otros.

Probablemente no lo sabías, pero Safari fue el primero en implementar esta opción en el 2005. Tres años más tarde, Chrome popularizó esta herramienta en su navegador, y después vinieron Internet Explorer y Firefox.


Básicamente, el modo incógnito nos permite ingresar a nuestras cuentas sociales y páginas web sin dejar ningún rastro. Aunque esta modalidad se encarga de borrar nuestras pistas, hay mucho que desconocemos en términos de privacidad. ¿Exactamente de qué nos protege el modo privado?

La privacidad real del modo incógnito

Cuando accedemos al modo incógnito le estamos diciendo al navegador que borre automáticamente datos como el historial web, cookies, y demás información relacionada.

Lo primero que debemos aclarar sobre este aspecto es que, independientemente de la configuración del navegador, los sitios web funcionan con normalidad. En otras palabras, las páginas todavía pueden obtener información como tu dirección IP, sistema operativo, país de origen, tiempo que pasas en cada web, entre otros datos.

Puede que no te hayas percatado, pero los propios navegadores suelen advertirte que el modo privado no evita que alguien monitorice tu conexión. Por ejemplo, el admin informático de tu empresa puede registrar tus movimientos para saber dónde te estás metiendo.

Todavía quedan pequeños rastros

Si piensas que nadie podrá descubrirte navegando en modo incógnito, entonces es mejor que lo reconsideres. Existe una remota posibilidad que los plugins y extensiones web que instalas en el navegador se activen en el modo privado y guarden información comprometedora.

Por otro lado, tu sistema operativo también puede tener registros que no suelen borrarse en el modo incógnito. Esto sucede en la caché DNS con toda la información de los nombres de dominio que has visitado.

En conclusión

Llegó el momento de poner fin al falso mito de la completa privacidad en el modo incógnito del navegador. Si realmente quieres eliminar cualquier rastro en la red te recomiendo usar una plataforma especializada como Tor. ¡Buena suerte!


author image

Juanjo Dioses

Social Media Freelance con cinco años de experiencia en comunicación digital. Periodista de profesión, bloggero de oficio, y estudiante de Psicología por las mañanas.


¿Te gustó lo que viste? Síguenos en Facebook para recibir más novedades o comparte este post:





Top Ad 728x90