The Walking Dead (Crítica 5x14): El hábito no hace al monje | Oye Juanjo!


The Walking Dead (Crítica 5x14): El hábito no hace al monje


Finalmente la tranquilidad de Alexandría se rompe en The Walking Dead desencadenando un vuelco inesperado que arrastrará una serie de graves consecuencias. Este es el resumen.






Finalmente la tranquilidad de Alexandría se rompe en The Walking Dead desencadenando un vuelco inesperado que arrastrará una serie de graves consecuencias. Este es el resumen.

Recuerda que: esta crítica no incluye comentarios o spoilers del cómic original.

El universo de The Walking Dead asoma su última tanda de episodios, y después de confirmar que la cadena FOX transmitirá el final de temporada en simultáneo con Estados Unidos, las expectativas crecen de cara al próximo domingo 29 de marzo.

Spend ha sido un episodio impredecible teniendo en cuenta el ritmo cauteloso de las últimas semanas, algo que había dejado adormecido a la mayoría de fanáticos. Para alegría nuestra, las cosas no tardaron en ponerse feas.




En ese sentido, parece que Rick (Andrew Lincoln) y el grupo de sobrevivientes tampoco han tardado en acomodarse en Alexandría, sin embargo, no contaron con las malas intenciones de una oveja negra...

La confesión de Gabriel



La primera escena de este capítulo nos muestra al padre Gabriel (Seth Gilliam) en lo que parece ser un dilema existencial con su creador. Él se muestra decepcionado de sus propias convicciones, pero nadie entiende cuál es la razón de su desconcierto.

Casi en el cierre del capítulo, descubrimos que el único objetivo de Gabriel es dejar a Rick y los demás en el exilio. ¡WTF!

¿Por qué asumir esta postura tan radical? ¿Alguien esperaba que este hombre con sotana terminara convirtiéndose en el nuevo antagonista de la serie? ¿Acaso Gabriel ha olvidado las palabras de Rick en la iglesia? "Si haces algo que ponga en peligro al grupo de una u otra manera... ¡Te mataré". Espero que no lo haya olvidado...

Pero Gabriel solo es un perro rabioso comparado con lo que viene ocurriendo en paralelo.  Gleen (Steven Yeun) y Abraham (Michael Cudlitz) han descubierto por las malas que la gente de Alexandría es muy cobarde, solo se preocupan de ellos mismos, los demás no importan y si tienen que abandonar a alguien lo hacen sin problema.

Pienso que esto será clave en un eventual desmoronamiento de Alexandría, pero ahora que Deanna (Tovah Feldshuh) ha sido advertida de las maldades de Rick y compañía, es seguro que las cosas se tornarán muy caóticas. ¡La sangre correrá!

Expedición mortal



La primera expedición oficial liderada por Gleen ha traído dos importantes bajas: Aiden (Daniel Bonjour) y Noah (Tyler James Williams), ambos fueron víctimas de la brutal carnicería que se suscitaron en circunstancias opuestas.

Primero está Aiden, quien nunca llegó a entender que el apocalipsis zombie no es un juego de niños. El chico mimado de Deanna ha cavado su propia tumba a raíz de su imprudencia.

Y por otro lado está Noah, una víctima de la desesperación de Nicholas (Michael Traynor) y ese maldito instinto de supervivencia que muestra el lado más egoísta de los seres humanos.

Si todo esto no fuese suficiente, Carol (Melissa McBride) se las ha ingeniado para encontrar una razón de peso y enturbiar la paz de Alexandría: "Hay una sola manera de que esto termineVas a tener que matarlo".

Está claro que la fucking Carol ha hecho prevalecer su autoridad en el grupo, prácticamente ordenando a Rick que se deshaga de Pete (Corey Brill).Y por supuesto, muy en el fondo, él también lo desea.

¿Cederá Rick a la presión de Carol? ¿Qué hará Deanna cuando se entere que su hijo a muerto? ¿Qué pasará con el padre Gabriel ahora que Maggie lo ha cogido con las manos en la masa?



Puntaje: 8/10 - Spend es un capítulo con una alta dosis de tensión y mucha expectativa de cara a los dos últimos episodios de la temporada.



¿Te gustó lo que viste? Síguenos en Facebook para recibir más novedades o comparte este post:





Top Ad 728x90