Diferencias entre trabajar desde casa y trabajar en la oficina





Diferencias entre trabajar desde casa y trabajar en la oficina

Mientras los que trabajan desde casa añoran la vida social, aquellos que pasan todo el día en la oficina añoran pasar el tiempo en casa. En resumen, cuando tienes lo uno quieres lo otro…

VER: ¿Qué pasaría si todas las luces de Londres se apagaran?

Por más divertido que parezca, las diferencias que planteamos a continuación son reales. ¡Comencemos!



1. Programar el despertador si entras a las 8:00:

Si trabajas en la oficina: 6:30

Si trabajas en casa: 8:15

2. Una ducha antes del trabajo

Si trabajas en la oficina: siempre a la misma hora

Si trabajas en casa: si estás esperando visitas

3. Cuando tienes que elegir una prenda...

Si trabajas en la oficina:  pensar en el clima, en una camisa planchada, en nuevos calcetines, en una cartera que combine con tus zapatos.

Si trabajas en casa: escribir un recordatorio: “debo lavar la ropa”.

4. Para transportarte

Si trabajas en la oficina: hacer largas colas para entrar en el metro y viajar apretado

Si trabajas en casa: alcanzar el control remoto con los pies

5. Lo que tus padres te preguntan

Si trabajas en la oficina: ¿Cuándo encontrarás un mejor trabajo? ¿Cuándo te subirán el sueldo?

Si trabajas en casa: ¿Cuándo encontrarás un mejor trabajo? ¿Cuándo te subirán el sueldo?

6. Cuando quieres ir al baño

Si trabajas en la oficina: cruzar los dedos para que no esté ocupado y haya suficiente papel

Si trabajas en casa: ir al baño

7. Cuando tienes hambre

Si trabajas en la oficina: esperar la hora del refrigerio o comer a escondidas

Si trabajas en casa: ir a la heladera muchas veces, muchas…

8. Cuando quieres hacer dieta

Si trabajas en la oficina: es el cumpleaños de un compañero de trabajo

Si trabajas en casa: es imposible

9. Vecinos…

Si trabajas en la oficina: te los encuentras por la mañana y la noche

Si trabajas en casa: piensan que eres un vago y están hartos de verte todo el día

11. Cuando quieres concentrarte

Si trabajas en la oficina: siempre hay alguien que habla fuerte

Si trabajas en casa: siempre hay alguien que enciende la música a todo volumen, testigos de Jehová tocando la puerta, o el teléfono que no deja de sonar

12. Cómo es un día productivo

Si trabajas en la oficina: trabajar sin entrar a Facebook durante el día

Si trabajas en casa: cambiarte la pijama y tener mediodía libre

13. Cuando pasan los días de la semana

Si trabajas en la oficina: esperas que llegue viernes para salir de parranda

Si trabajas en casa: esperas que llegue viernes para hablar con otra ser humano

14. Ir al gimnasio

Si trabajas en la oficina: madrugar para cumplir con tu ruina

Si trabajas en casa: vas cuando quieres, o simplemente no vas

15. Amistades

Si trabajas en la oficina: te comunicas por WhatsApp o pactan encuentros después de las seis

Si trabajas en casa: piensan que pueden molestarte cuando les plazca porque “trabajas desde casa”

16. Temporada de invierno

Si trabajas en la oficina: la calefacción falla o terminas resfriado

Si trabajas en casa: te despiertas al mediodía

20. Cuando quieres escuchar tu música favorita

Si trabajas en la oficina: estás obligado a usar auriculares para no molestar a los demás

Si trabajas en casa: tu casa se convierte en una discoteca y terminas cantando a viva voz el último hit de Miley Cyrus

21. Dormir

Si trabajas en la oficina: es medianoche, mañana tienes que levantarte temprano

Si trabajas en casa: son las 2 de la mañana, un capítulo más y me duermo

En conclusión:

Si trabajas en la oficina: añoras trabajar desde casa

Si trabajas en casa: añoras trabajar en una oficina y tener una vida social activa

Si algo hemos aprendido de nuestra naturaleza es que el ser humano nunca está conforme con nada…

También te puede interesar:



¿Te gustó lo que viste? Síguenos en Facebook para recibir más novedades o comparte este post:





Top Ad 728x90